Conceptos básicos de instalación de señales en una empresa

Conceptos básicos de instalación de señales en una empresa

La señalización en la empresa es uno de los aspectos que más debemos de cuidar en la misma, sobre todo para poder prevenir los accidentes laborales.

La colocación de las señales es un aspecto muy importante, ya que la mala colocación de una de las señales, es probable que de fruto a especulaciones y que, por lo tanto, no se llegue a tener en cuenta la propia indicación que se pretende dar. Por ejemplo, si colocamos una señal a la entrada de un edificio, esto quiere decir que desde el momento en que se cruce la puerta del mismo, tendrá que estar cumpliéndose la normativa que se aplica en dicha señal, ya sea la obligatoriedad de llevar casco para poder entrar o la prohibición de poder fumar en su interior.

La visibilidad es importante

Estas señales además de estar bien colocadas, deben de ser visibles para todos los usuarios del recinto. Esto quiere decir que tendremos que hacer revisiones periódicas para comprobar el estado de las mismas, no sea que se hayan tapado por accidente, se hayan caído o que se hayan cubierto por algún elemento natural si se encuentran en el exterior. A veces, el propio crecimiento de la maleza en las zonas del exterior, es capaz de llegar a tapar a estas señales. Si esto no se revisa con el paso del tiempo, es posible que pueda llegar a ignorarse la señal en cuestión y, por lo tanto, poder incidir en un peligro mayor.

La altura más recomendada es la altura de los ojos, puesto que es mucho más sencillo el poder captar la atención del trabajador medio. Por otro lado, tener cuidado de que el color no se confunda con el entorno o que pueda pasar desapercibida por cualquier otro motivo. En esencia, cuidar todos y cada uno de los aspectos que puedan perjudicar a la correcta visualización de la misma.